Asador en Madrid


Asador en Madrid

Comer en un asador en Madrid es una experiencia gastronómica única que no deja indiferente a nadie. Para los amantes de la carne y de la buena comida, existen ofertas variadas en el territorio madrileño, pero cómo reconocer cuál es la que más se ajusta a nuestros gustos personales.

Si bien existen muchos asadores en la Comunidad de Madrid, algunos destacan por la calidad de sus productos, las técnicas tradicionales que utilizan y la variedad en sus elaboraciones, así como en el trato cercano al cliente que crea un ambiente familiar y acogedor.

ASADO AL HORNO TRADICIONAL

Cuando hablamos de asar un alimento al horno, nos referimos a cocerlo en un ambiente caliente y seco. El calor directo del horno cocina rápidamente alimentos sólidos, ya sean carnes, pescados, verduras, frutas, entre otros.

Sin embargo, es importante remarcar que solo puede considerarse un asado cuando recibe una fuente de calor lo suficientemente fuerte, para que se forme una costra en el alimento que hará que se contengan los jugos y que se tueste por fuera, quedando con una textura crujiente.

Asador en Madrid

Es por ello, que para conseguir esos resultados el asado al horno debe realizarse en una rejilla o bandeja sin bordes, con el objetivo que los líquidos o las grasas no mojen el producto. De esta manera, se consigue un alimento dorado por fuera, con los jugos en su interior y sin agua en exceso.

Este tipo de cocción se caracteriza por garantizar un gran sabor y mantener el valor nutritivo de los alimentos, motivo por el cual los comensales siguen eligiendo un asador en Madrid para degustar este tipo de preparaciones.

FACTORES A TENER EN CUENTA PARA CONSEGUIR UN HORNEADO PERFECTO

  • La temperatura: cuando se hornean piezas grandes de carne, lo más recomendable es cocinarlo a baja temperatura, entre 120 y 190 grados. De esta manera, conseguimos que los alimentos se hagan lentamente.
  • El termómetro: es aconsejable contar con uno para cerciorarnos que el interior de la carne está en su punto de cocción.
  • El reposo: es importante dejar la carne reposar en el horno entre 10 a 20 minutos para que pueda absorber el sabor de la salsa o jugo.

En la cocina española, los asados son parte de la cocina tradicional, especialmente populares en la tierra de Castilla, así como también en la zona de Madrid y en algunos lugares de Extremadura.

platos más característicos de un asador en madrid

  • El cochinillo asado, que es una deliciosa combinación entre una carne jugosa y la textura crujiente de su piel. Acompañado con los vinos de la Ribera del Duero harán deleitarse a los comensales.
  • La paletilla de cordero, una de las piezas mejor valoradas del cordero debido a su sabor y jugosidad al cocinarla a baja temperatura. Las paletillas son las extremidades delanteras del animal, por lo que tienen menos músculos, al igual que ocurre con el cerdo.


ASADO A LA PARRILLA

En un asador en Madrid, además del tradicional asado al horno, también se puede comer asado a la parrilla o las brasas, que consiste en elaborar un alimento aplicando calor seco a una temperatura de ente 160 y 180 grados para que se cocine lentamente. Al igual que en el asado al horno, se crea una capa protectora en el exterior del alimento, preservando todo su jugo y sabor, ya que no se mezcla con otros productos ni líquidos.

En este tipo de cocción, el calor se transmite gradualmente al alimento, que se encuentra suspendido en una rejilla de hierro sobre el fuego o cerca de las brasas. Para controlar la temperatura, se acerca o se aleja la parrilla del fuego, dependiendo del tipo de producto que se esté cocinando.

El fuego se consigue a partir de carbón vegetal o madera, como roble o quebracho, que arden a altas temperaturas, y por un tiempo prolongado. Este proceso le otorga al alimento un sabor especial como consecuencia del aroma que desprende el carbón o la leña. Si bien la carne vacuna es la más empleada para este tipo de elaboraciones, también son frecuentes el asado a la parrilla de carne de cerdo, pollo, cabrito, así como distintos tipos de pescados.

LA IMPORTancia DEL CALOR EN LA PARRILLA

  • Con calor directo: es el método más básico y común. Se pone el alimento sobre los hierros calientes, teniendo contacto directo con la radiación de las brasas. Genera una cocción rápida, con un marcado de cocción definido en la superficie del corte. El resultado será una costra externa, pero con un centro suave y jugoso.
  • Con calor indirecto: este tipo de cocción se ha ido popularizando rápidamente en los últimos años. El alimento se coloca por un tiempo prolongado a fuego indirecto, lo que produce una cocción lenta y progresiva. El resultado es un dorado parejo en toda la superficie, no sólo el marcado de cocción.

Como bien hemos visto, el asado a la parrilla es ideal para la elaboración de carnes y pescados, entre los que destacan: las chuletas de lechal, el solomillo de vaca, el chuletón de vaca o el T-bone, así como el rodaballo, el salmón, la dorada y la lubina, entre otros.

EL CORRAL DE LA ABUELA, TU ASADOR EN MADRID

Con más de 20 años de experiencia en el mundo de los asados, El Corral de la Abuela no deja indiferente a nadie. La calidad de sus productos, la cuidada preparación de la comida y el ambiente acogedor hacen de esta experiencia, una de las más recomendables para los amantes de la buena mesa.

Los platos que se sirven son excepcionales en cuanto a sabor, textura y presentación. La selección de las piezas de carne es minuciosa, y se cuida especialmente la forma en que se cocinan para lograr el punto perfecto, como es el caso del Chuletón “El Corral” de vaca gallega madurada. También merece especial mención el pulpo a la parrilla, así como los pescados frescos del día a la parrilla, que cada vez ganan más adeptos entre los comensales de El Corral de la Abuela.

Otra de las razones por las que El Corral de la Abuela es un asador en Madrid que toda persona debería visitar, es por su inmejorable ubicación frente a los Jardines del Príncipe de Aranjuez, lo que le otorga unas vistas increíbles a la naturaleza que crean una experiencia gastronómica difícil de olvidar. Todo ello, combinado con un servicio impecable y una atención personalizada, consiguen que comer en El Corral de la Abuela sea una experiencia inolvidable.

Nuestros horarios de atención son de miércoles a viernes de 13:30 a 16:30 horas y desde las 20:30 hasta el cierre.

Los sábados abrimos de 13:30 a 17:00 horas y a partir de 20:30 horas hasta el final del día.

Los lunes y domingos está abierto únicamente de 13:30 a 17:00 horas. Los martes cerramos todo el día. ¡Te esperamos!